fbpx
Facebooktwitter

Como le ocurre a todo nuestro cuerpo, los años también pasan para la dentadura, y es en las personas mayores cuando se agudizan aún más los problemas relacionados con la salud bucodental. En este post analizamos cuáles son las complicaciones más frecuentes y los primeros síntomas de que nuestros dientes comienzan a envejecer.

Principales problemas bucodentales en personas mayores

  • Caries dentales no tratadas. La práctica totalidad de las personas mayores de 65 años ha padecido caries, durante toda su vida. Al llegar a determinada edad, las personas piensan que son consecuencia de la edad y descuidan sus revisiones. ¡Error!, porque muchas complicaciones pueden evitarse. Según el consejo General de Dentistas, el 100% de los adultos mayores tienen una media de 16 piezas afectadas por caries; y a esa edad suelen haberse sometido a la extracción de 12 piezas.
  • Enfermedades de las encías. Pasan desapercibidas porque, hasta una etapa más avanzada, son indoloras. La placa dental se adhiere a las encías y comienza provocando inflamación, enrojecimiento y sangrado. Las patologías periodontales pueden llegar a destruir los huesos, las encías y los ligamentos que sostienen los dientes, con la consecuente caída de piezas.
  • Pérdida de dientes. Una de cada cinco personas mayores de 65 años ha perdido una o varias piezas dentales. En la mayoría de los casos se produce por una mala higiene dental. La caída de las piezas dentales provoca un serio problema a la hora de masticar los alimentos. El 29% de los españoles mayores de 65 años tiene problemas para masticar. Y es que una perdida masiva de piezas dentales obliga, a muchas personas, a cambiar sus hábitos y eludir la ingesta de alimentos más duros como puedan ser las frutas y verduras frescas, con la consecuente deficiencia de vitaminas y minerales imprescindibles para el buen funcionamiento de nuestro organismo.
  • Cáncer bucal. La edad media de enfermos de este tipo de tumor es de 62 años. Sólo las revisiones periódicas pueden prever su detección y tratamiento.
  • Enfermedades crónicas. También surgen complicaciones en la boca como consecuencia de padecer otras enfermedades como diabetes, hipertensión, colesterolemia, dolores, ansiedad o depresión y patologías cardiovasculares, respiratorias y específicas de la vejez como Parkinson y Alzheimer. La ingesta de determinados fármacos provoca alteraciones en la boca que agudizan los efectos ya habituales en la vejez como la sequedad bucal, caries, aftas e infecciones provocadas por hongos

Principales síntomas de envejecimiento dental

La dentadura de una persona mayor presenta un aspecto similar con las siguientes características:

  • Menor producción de saliva
  • Dientes más cortos y con bordes desgastados
  • Aumento de la sensibilidad dental
  • Desgaste del esmalte, lo que provoca un oscurecimiento
  • Apiñamiento de los dientes
  • Recesión de las encías, dejando visibles partes de la raíz
  • Movilidad dental

¿Y cómo mantenemos nuestros dientes sanos?

La clave reside en extremar la higiene bucodental. Una limpieza profunda de la dentadura, el uso del hilo dental y la limpieza de la lengua evita la mayor parte de las enfermedades bucales. Y este también es el mejor remedio para las personas que utilizan prótesis dentales y cuya una deficiente higiene conlleva la aparición de candidiasis oral.

En definitiva, estos son los pasos que todos, aunque en este caso hablamos de nuestros mayores, debemos seguir para mantener nuestra boca sana. En el caso de que los mayores tengan una movilidad reducida, serán sus cuidadores los que realicen este proceso:

  • Cepillar los dientes al menos dos veces al día y utilizando una pasta dental fluorada, para mantener el esmalte lo máximo posible.
  • Utilizar hilo dental e irrigadores bucales
  • Enjuagarse la boca después de comer para eliminar restos de alimentos
  • Consultar con el dentista el tipo de cepillo que debe utilizarse, así como las técnicas más apropiadas.
  • Cambiar de cepillo cada tres meses
  • Llevar una dieta sana y equilibrada evitando alimentos ricos en azúcares refinados, almidón o ácidos. Y en la medida de lo posible, desterrar el tabaco el y el alcohol.

¿Y para la sequedad bucal?

Las personas mayores no detectan la sensación de sed, por lo que, unido a la sequedad bocal provocada por la ingesta de determinados fármacos, se convierte en un coctail perfecto para la aparición de caries y enfermedades de las encías. Por ello, los odontólogos ofrecen una serie de recomendaciones específicas para que los mayores alivien los síntomas asociados como:
  • El uso de humectantes orales y enjuagues bucales
  • Beber agua en abundancia para mantener la boca lubricada de forma permanente
  • Masticar chicles o chupar pastillas sin azúcar para estimular la producción de saliva
  • Evitar bebidas como el café, refrescos carbonatados y zumos de frutas ácidas.

 

Pedir cita en clínica dental en Madrid

VEN A TU CLÍNICA DENTAL EN MADRID

(Arganzuela)

Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible 

O LLAMA AHORA

915 172 358

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
× Pide tu cita por WhatsApp
A %d blogueros les gusta esto: