fbpx

ENDODONCIA

Es la especialidad que desvitaliza las raíces de los dientes. Se elimina el tejido vivo localizado en el interior del diente, el nervio, con la intención de poder conservar la pieza dañada por caries o fracturas.

Nuestra especialista, la DRA. LAURA BURGUEÑO, responde a las preguntas más frecuentes sobre esta técnica

ENDODONCIA:

Es la Especialidad que se dedica a desvitalizar las raíces de los dientes. Es la Especialidad que se dedica a desvitalizar las raíces de los dientes.

En esta técnica eliminamos el tejido vivo que se encuentra en el interior del diente, el nervio, cuando este se inflama o infecta debido a una caries o a una fractura que, en muchos casos, produce un intenso dolor. Una vez eliminado el nervio dental, este dolor desaparece por completo, se rellenan los conductos radiculares con un material termo-plástico, la gutapercha y posteriormente se reconstruye el diente con una funda o corona de porcelana para proteger futuras fracturas. De esta manera, conseguimos conservar esa pieza dañada que de no realizar una endodoncia sería necesario extraer. 

Mediante el uso de los últimos avances, como instrumentación mecánica, gutapercha caliente y termocondensación, en Solución Dental, hemos conseguido un porcentaje más elevado de éxito que con los métodos tradicionales.

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Qué es una endodoncia?

Es la rama de la Odontología que trata de la morfología, fisiología y patología de la pulpa dental y de los tejidos alrededor de la raíz.

Los tratamientos endodónticos son procedimientos que tratan el interior del diente o buscan preservar su salud e integridad, con la finalidad de mantener la dentición natural, el hueso y la encía que la rodea, así como su funcionalidad. Ayuda a conservar una sonrisa natural, comer con comodidad y a que, con un adecuado cuidado, el diente pueda durar como el resto de la dentición.

    ¿Para qué sirve este tratamiento?

    La Endodoncia se ocupa de prevenir las infecciones dentales, de su curación y de regenerar el propio hueso perdido alrededor del diente como consecuencia de la patología dental como ninguna otra especialidad bucodental. La Endodoncia se basa en la evidencia científica con el objetivo de salvar el diente y mantener los tejidos que lo rodean, ya sea la encía o el hueso.
    Cuando un diente presenta una infección severa y requiere tratamiento endodóntico, ese tratamiento está diseñado para eliminar las bacterias de los conductos del diente, prevenir su reinfección y salvar el diente natural.

    ¿Cuándo se tiene que realizar una endodoncia?

    El tratamiento endodóntico es necesario cuando la pulpa dental se inflama o se infecta. Esto puede ocurrir por varias causas: caries profunda, traumatismos o fracturas en el diente y por otros procesos patológicos que puedan afectar al diente. Si no se trata la inflamación o la infección de la pulpa, puede presentarse dolor intermitente o constante y, a veces, puede aparecer un flemón (con hinchazón de la encía de la mucosa oral) o una fístula (con supuración).
    Señales de una pulpa dañada incluyen: dolor, sensibilidad prolongada al frío o al calor, cambios de color, e hinchazón y molestia en las encías de alrededor del diente. A veces, no hay síntomas.
    También podría estar aconsejado el tratamiento endodóntico en dientes que requieran tallados para la posterior colocación de coronas o puentes fijos.

    Fuente: Asociación Española De Endodoncia (AEDE).

    ¿Cómo se lleva a cabo esta técnica?

    Primero se realiza el examen clínico y radiográfico. A continuación, se administra anestesia local. Luego se coloca un dique de goma para mantener el diente aislado, limpio y sin contacto con la saliva durante el procedimiento.
    Seguidamente, se hace una apertura en la corona del diente para acceder a los conductos donde se encuentra la pulpa. Se usan unos instrumentos y una solución irrigadora desinfectante para limpiar la pulpa de los conductos radiculares. Después, estos se rellenan con un material biocompatible, generalmente gutapercha con un cemento, para asegurar un sellado completo de los conductos. Para finalizar se coloca una restauración temporal o definitiva (“empaste” o reconstrucción de la apertura realizada y de la porción de la corona que pudiera necesitarla).

    ¿Es dolorosa la intervención?

    Estos tratamientos suelen ser prácticamente indoloros, ya que a día de hoy se utilizan anestésicos locales muy eficaces y de larga duración.

    Durante los primeros días después del tratamiento podrá notar sensibilidad o molestia en el diente, debido a la inflamación postoperatoria de los tejidos que rodean al diente. En estos casos su doctor/a, le recetará la medicación adecuada.

    ¿Es un tratamiento definitivo?

    La mayoría de los dientes tratados duran tanto como los otros dientes. En pocos casos, un diente que ha sido sometido a un tratamiento endodóntico no se cura o el dolor continúa. En otras ocasiones, el diente puede doler o enfermarse meses o hasta años después de un tratamiento. Ante estas situaciones, puede ser necesario repetir el tratamiento endodóntico (reendodoncia) o realizar un tratamiento quirúrgico periapical (en el extremo de la raíz del diente).

    Pedir cita en clínica dental en Madrid

    VEN A TU CLÍNICA DENTAL EN MADRID

    (Arganzuela)

    Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible 

    O LLAMA AHORA

    915 172 358

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    × Pide tu cita por WhatsApp